DIV03

Mujer militar: De armas tomar

08 de marzo de 2016

Portar el uniforme del Ejército Nacional y llegar al grado de general es el sueño que lleva a cientos de jóvenes a inscribirse cada año en la Escuela Militar de Cadetes José María Córdova (en Bogotá) y hacer su curso de oficiales. O de Sargentos Mayores, en el caso de los suboficiales en la Escuela Inocencio Chincá.
Mujer militar: De armas tomar Estas tres mujeres, hacer parte de un grupo 246 uniformadas con las que cuenta la Tercera División del Ejército Nacional en los departamento de Cauca, Valle y Nariño.
Ampliar Imagen [+]
Popayán, Cauca. Ese es el caso de la Capitán Catalina Reyes, la Teniente Victorial Coral Lucero y la Cabo Victoria Cruz, pertenecientes a la Tercera División en el suroccidente de Colombia.

A pesar de ser un medio duro, ellas tres, hacen parte de la tendencia en la que cada vez son más las mujeres que quieren hacer la carrera militar.

Reyes y Coral, ambas abogadas de profesión, son las coordinadoras jurídicas y asesoras jurídicas operaciones de la institución. Tienen a su cargo, la gran responsabilidad de velar por el cumplimiento legal de las normas que rigen al Ejército Nacional.

La primera, es madre. Su hijo Alejandro de tan solo dos años de edad es quizás la principal fuente de inspiración para cumplir con rectitud y cabalidad sus labores diarias. Admite que aunque es difícil ser mamá, ama de casa, esposa y oficial del Ejército, se siente muy feliz de aportar desde su profesión al cumplimiento de la misión constitucional de la institución: proteger a la comunidad.

Hay días en que se presentan momentos difíciles, crisis en las que uno piensa que de pronto es el fin. Pero hay que respirar profundo, y analizar todo con mucha calma. Con cabeza fría podemos visualizar las soluciones más fáciles. Yo asesoro a los diferentes comandantes de nuestras unidades para tomar las mejores decisiones y lograr de esta forma la consecución de buenos resultados en pro de mi Ejército.

Confiesa que tuvo miedo de dar el primer paso e ingresar a la carrera militar. No es fácil ingresar a un mundo en donde la gran mayoría son hombres.

Con respeto, con profesionalismo y con honestidad hemos logrado ganarnos un puesto muy importante. Nosotras somos un soporte clave y vital para el cumplimiento de la misión. Nosotras mismas nos hemos encargado de darnos nuestro lugar de relevancia en donde oficiales, sub oficiales y soldados hoy nos respetan, nos admiran y confían en nuestro profesionalismo.

Para la teniente Victorial Coral Lucero, quien además es especialista en Derechos Humanos, la decisión de dejar su natal Pasto, la tomó inmediatamente se graduó de la Universidad. Su padre fue un destacado oficial del Ejército. Al igual que el mayor de sus hermanos. Por eso no dudó y de inmediato comenzó los trámites. Gracias a su gran perfil profesional fue admitida e hizo parte de uno de los cursos de formación militar, más exigentes y que mejores resultados le ha dado a la institución.

Ascendió al grado de subteniente en julio de 2013, tras superar pruebas físicas, académicas y sicológicas en el Fuerte Militar de Tolemaida. Estar en el Ejército Nacional, me ha permitido servirle a mi país y los soldados principalmente, base fundamental de nuestra institución. Siento un gran orgullo al poder apoyar el desarrollo de operaciones militares. Guiar a las tropas para que su esfuerzo no sea en vano argumenta la joven oficial.

Día a día, trabaja y entrega profesionalmente toda su energía. Y aunque su labor implica el contacto constante con hombres en un medio fuerte, no pierde su feminidad. Y es que la presencia de las mujeres ha implicado un cambio cultural dentro de la institución. Ellas trabajan y patrullan al mismo ritmo que los varones, pero hay que tener consideraciones especiales. La vanidad, por fortuna, siempre va a estar presente.

En su espacio laboral, las flores, los ambientadores y las fotos de su familia siempre están visibles. Pero su carácter serio y decidido le ha permitido ganarse el respeto y admiración de superiores y subalternos. Yo tengo mi equipo (maleta militar) siempre listo para cuando deba salir. Mi fusil, mi chaleco y mi casco, están preparados para embarcarme en un vehículo, en un helicóptero o en lo que sea para cumplir una misión. Dios siempre será mi guía y mis seres queridos mi fortaleza. Me siento feliz de pertenecer a mi Ejército y ayudar a mis soldados y a mi comunidad.

La Cabo Victoria Cruz, es profesional en medio ambiente. Conoce muy bien normas, técnicas e iniciativas en pro del cuidado de nuestro ecosistema. Aunque su apariencia física es frágil, tiene un temperamento fuerte y recio, con el cual ha logrado ganarse espacios que le han permitido comenzar a crear una cultura en el cuidado de los recursos naturales.

Soy militar y esa es mi esencia. El día que deba salir y dirigir una patrulla en la realización de una operación, lo hare con responsabilidad y con un gran orgullo y compromiso con mi familia, mi institución y mi país. Todos los días me preparo para entregar lo mejor de mí a esta bella región del suroccidente de Colombia.

La suboficial, es madre de un pequeño de tan solo tres años. Es su adoración y fuente de inspiración. Ser madre soltera y portar el uniforme del Ejército Nacional, la han formado como una mujer emprendedora y sicológicamente muy fuerte. Pocas situaciones logran afectar su ánimo o sus fuerzas.

Yo aspiro a llegar muy lejos dentro de mi trabajo. Tengo metas claras y continuaré aportando para hacer cada día más fuerte a mi Ejército. Esta es una institución con la cual estoy muy agradecida y por la cual estoy dispuesta hasta ofrendar mi vida.

Estas tres mujeres, hacer parte de un grupo 246 uniformadas con las que cuenta la Tercera División del Ejército Nacional en los departamento de Cauca, Valle y Nariño.

La institución castrense cuenta en la actualidad con dos mujeres en el grado de Generales de la República, lo que motiva a las que recorren este glorioso camino, a esforzarse en sus labores y con lealtad y fidelidad, defender al Estado, su libertad y democracia. No en vano, las mujeres militares, son de armas tomar.
COMPARTIR

Avenida Los Cuarteles 80-00 Popayan, Cauca
Horario Atencion: 08:00 - 12:00 y 14:00 - 18:00
prensadiv03@gmail.com