DIV03

COMUNICADO DE PRENSA

27 de julio de 2015

Este Comando denuncia las agresiones y el mal trato al que fueron sometidos nuestros dos soldados campesinos, secuestrados el pasado 24 de julio del año en curso, cuando más de un centenar de pobladores del corregimiento de Santa Cruz, municipio de Patía, Cauca, rodearon un pelotón que se encontraba desarrollando operaciones de control militar de área.
Los soldados campesinos Duván Solano Ortega y Arnold Stiven Argoty Galeano que estuvieron secuestrados por más de 24 horas, arribaron a la ciudad de Popayán el día sábado 25 de julio, gracias a la rápida acción de la Fuerza Pública y a la intervención de la Defensoría del Pueblo Regional Cauca, la Procuraduría y la Personería del municipio del Patia. De manera inmediata fueron remitidos al dispensario de Sanidad Militar, con el propósito de verificar el estado de salud en el que se encontraban. Posteriormente, fue el Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses Seccional Cauca, el encargado de emitir el examen médico legal de los militares.

Dichos informes indican que el soldado Solano Ortega presenta herida y edema en la mano derecha, y el soldado Argoty Galeano, muestra edema, herida y abrasión en la rodilla izquierda, por lo que reciben una incapacidad de 5 y 10 días, respectivamente.

De acuerdo al relato de los militares, fue ocasionado por el maltrato recibido durante su permanencia en cautiverio, donde además del forcejeo inicial para separarlos de su pelotón, fueron arrastrados por el piso, encerrados y maltratados verbal y físicamente. Adicionalmente a este ultraje, fueron obligados por varios sujetos, quienes se encontraban entre la población y se identificaron como
integrantes del Frente Octavo de las Farc, para la grabación de un video previo libreto establecido por ellos.

Esto se considera un hecho repudiable en el que se configuran una serie de conductas punibles como secuestro simple, ataque a servidor público, entre otros, esto, de la mano con un flagrante atentado contra la dignidad e integridad no sólo de dos soldados de Colombia, sino de dos seres humanos, de dos miembros de un hogar, de una familia.

Por lo anterior, El Ejército Nacional rechaza este tipo de actos que ponen en riesgo el bienestar y la seguridad de las tropas, que afectan directamente el desarrollo de sus labores militares y anuncia que ya se puso en conocimiento de las autoridades competentes lo sucedido y fue entablada la respectiva denuncia por secuestro, para que se de inicio a una investigación que permita tomar acciones en contra de las personas que cometieron este atropello contra la Fuerza Pública.

Popayán, 27 de julio de 2015
COMPARTIR

Avenida Los Cuarteles 80-00 Popayan, Cauca
Horario Atencion: 08:00 - 12:00 y 14:00 - 18:00
prensadiv03@gmail.com